Todas las historias se definen por algo.

Algunas las dirigimos nosotros. Otras, escapan de nuestro centro de control. Es el caso de los géneros de Cine, literatura, cómic… Todos tienen varios y han sido definidos antes, durante y/o después. Sí, después. Porque hay obras que tienen muchas lecturas que el autor ha desarrollado aunque no de una forma consciente.

No es algo tan fácil de entender.

Por lo menos cuando eres niño. Hay muchos géneros, son abstractos y aún conociéndolos, no saben cómo se llaman. Los describen como: te ríes mucho, es muy gracioso, o te asusta, da miedo. Se mueven mucho, viajan, son dibujos, es muy triste, …. Es decir, conocen los géneros, porque reconocen sus emociones, pero desconocen los términos que los definen: comedia, drama, fantasía, policiaco, terror, ciencia ficción…

> Infórmate sobre mis clases de ilustración y cómic.

Ese fue el trabajo desarrollado por T.

Definir el/los géneros que tendrá su futuro cómic. Para eso, que mejor que ver películas que ya conoce para descubrirlos de una forma divertida, amena y entretenida. Al final teníamos un listado con varios géneros de los que T. eligió los que quería para su cómic. ¡Los tenía clarísimos!

Creo que todos sabemos lo que queremos, pero a veces nos cuesta expresarlas por nuestra falta de vocabulario.

Cuando somos niños, aprendemos cientos de palabras, pero cuando somos adultos, pensamos que ya no nos hace falta aprender más. Pero aprender nuevos términos, nos ayuda a encontrar nuevas formas de expresarnos y mucho mejor.

T. ya puede contar su historia. Cuenta tu la tuya.