La curiosidad por el cómic de TM .

Es un nuevo alumno adolescente que tengo este año. En el titulo de la publicación he escrito curiosidad por el cómic porque, al igual que mi alumna V,  lo esta descubriendo desde cero. No lee cómics, ni dibuja cómics, ni tiene el más mínimo interés en ser autor de cómic. Pero no ha faltado ni un solo día de clase desde que hemos comenzado el curso. Se esfuerza más que ningún otro alumno. No porque los demás no se esfuercen, sino porque él es de otro país con un lenguaje totalmente diferente y le cuesta hablar en nuestro idioma. Sin embargo, eso no esta siendo ningún impedimento para desarrollar un guión de cómic.  Y además, en clave de humor, ¡lo que lo hace todavía más difícil!.

Su esfuerzo es mayúsculo pero se divierte (¡nos divertimos!) con lo que está escribiendo. Siempre con una sonrisa y con ganas de mejorar.

Hace 5 años viví en otro país.

Solo fueron tres meses pero suficiente para entender lo difícil que es vivir en un país con otro idioma. No ser capaz de comunicarte con las personas que tienes enfrente y no poder entender lo que te están diciendo. Conozco el esfuerzo que supone cada día superar la barrera del idioma. Cuando veo a TM, veo a alguien que no solo se esfuerza por superarse, sino que quiere equivocarse y seguir trabajando para mejorar. Escribe y dibuja sin dudar, sin parar, sin titubear.

Y yo le admiro porque veo como escribe y dibuja y de esta forma, puedo ayudarle a mejorar.

Su verdadero interés es aprender.

Aprender cómic en este caso. Y Aunque ahora no sabe nada sobre el noveno arte, aprenderá. Su viaje le ha llevando hasta el cómic y yo le acompañaré el tiempo que necesite. ¡Quien sabe a donde le llevará su camino! Lo más importante es que viaja con el mejor de los equipajes: su gran interés por aprender.