Fue en el 2013. Una de mis mejores amigas de la Universidad me llama por teléfono para darme una gran noticia: se iba a casar. Y por eso, quería hacerme un encargo muy especial: un regalo para sorprender a su pareja el día del convite. Se trataría de un vídeo contando cómo comenzó la relación entre ellos, como se conocieron y cual fue el desarrollo de su relación. Me dijo: confío en ti. Se que puedes hacer un gran trabajo. No me puse nerviosa ni nada… XD

Me encantan los cuentos.

Desde pequeña, siempre me gustó leer cuentos y también le pedía a mi abuela que me contase un cuento porque sentía que las palabras me marcaban de una forma más profunda. Y eso era lo que quería que sintiesen los novios y los invitados. Una forma amena, entretenida y divertida de contar tu propia historia tal y como hizo a Ari.

En la boda, los invitados se sorpredieron gratamente con el Videocuento. Y el novio, se emocionó mucho (y eso que era el protagonista de la historia y ya sabía de que iba, jajaja). Hoy en día, todos los que estuvimos en la boda, conocemos la gran historia y recordamos ese momento con muchísmo cariño.

El primer videocuento.

Este fue el primer vídeo de lo que más tarde se llamaría VIDEOCUENTOS. Cadena De Besos es mi referencia y norte. Y aunque técnicamente mis ilustraciones hayan cambiado, siempre que comienzo un nuevo trabajo, recuerdo el motivo de porqué comencé esta gran aventura: las historias.