Con los ojos cerrados, bailo.

Bailo al son de mis hermanas,

entre olor a prados verdes

y tierra del alba.

 

Mientras, miro al cielo,

dándole vida al viento.

 

El sol susurra entre la brisa,

jugando al escondite con el viento.

Me acaricia, me impulsa y me deja;

me impulsa y me vuelve a dejar.

 

Mientras, miro al cielo,

dándole vida al viento.

 

A lo lejos veo un destello,

es el sol en su largo cabello.

Con su mirada azul despierta al cielo.

Su piel blanca refleja su tiempo.

 

Mientras, miro al cielo.

dándole vida al viento.

 

Se adentra en el mar dejando un sendero.

Perdida entre olas amarillas,

se sienta a mi lado y trenza distraída,

coronas de margaritas.

 

Mientras, miro al cielo,

dándole vida al viento.

 

Suave y despacio, me eleva.

Sus manos me unen a ella.

Al terminar, nos alza,

coronando la belleza.

 

Mientras, miro al cielo,

dándole vida al viento.

 

Y así vivo y muero.

Soy corona de una reina.

En lo alto. En lo bello.

Sin perder jamás la vista al cielo.

 

Imagen que ilustra la prosa poética Coronas De Margaritas. Ilustración: Alba de Alba.

¿Te ha gustado? ¡Mira mis vídeos en Youtube! 🙂

 

Privacy Preference Center